Entrevista sobre La razón literaria, mayo 2016

Publicada en La Gaceta de Tucumán con el título "La crítica de valores permanece en la sombra", mayo 2016.  
Por Fabián Soberón

“La crítica de valores permanece en la sombra”
En La razón literaria, su último libro, arremete contra las convenciones de una crítica argentina que canoniza y descalifica autores de manera arbitraria. En esta entrevista habla, entre otras cosas, sobre su escepticismo frente al culto a la experimentación y su rechazo a los lobbies y la endogamia del mundillo literario. “En general, el movimiento de las polémicas es hacia la caricatura, hacia la sospecha psicoanalítica o hacia el insulto”, afirma.

- Percibo una continuidad de argumentación entre los ensayos de La fórmula de la inmortalidad y los de La razón literaria. ¿Vos crees que hay un sistema de pensamiento en tus ensayos?
- No lo llamaría con el nombre tan ambicioso de “sistema”, sí una cantidad de convicciones sostenidas en el tiempo contra cierto nuevo sentido común de la crítica dominante y del que resumo aquí algunos trazos: 
Mi sospecha de que exista algo así como un sistema de literatura argentina: esto parece históricamente más bien una cuestión de lobbies académicos y cierta pereza intelectual por incorporar lo nuevo que hace arrastrar por inercia y acumulación de papers nombres enseñados de profesores a alumnos. 
Mi resistencia a pensar la literatura como una cuestión de nombres, para mí es más bien una cuestión de obras (salvo en algunos autores que se repiten idénticos a sí mismos de obra en obra). 
Mi escepticismo respecto a lo que se quiere hacer pasar en nuestra literatura como vanguardia, y que en casi todos los casos veo como repetición de ideas de hace cien años. 
Mi preferencia por la noción de “originalidad” frente a la noción de lo simplemente “novedoso”.
Mi crítica al concepto de “experimentación” tal como se usa en literatura, que ha sido en general reducida al plano formal y al sacrosanto “lenguaje”, sin percibir las otras múltiples innovaciones ya realizadas o posibles en cuanto a la percepción y tratamiento de temas y sensibilidades. 
Mi reticencia a la valoración automática y al escudo mágico que tiene la palabra “experimentación”, como si no pudiera haber experimentos fallidos, estúpidos o ya totalmente agotados. 
Mi rechazo a la teoría del “rendimiento decreciente”, a la que opongo una literatura que vaya por mayor complejidad frente a lo ya escrito, en vez de angostarse en procedimientos de abstracción y abandono.

Sobre Witold Gombrowicz, mayo 2016

Entrevista de Nicolás Hochman a 80 escritores de todo el mundo, para un futuro libro.

1.  ¿Cómo te enteraste de que existía un autor llamado Witold Gombrowicz?
A través de mi padre, que leyó inicialmente Ferdydurke y me lo pasó como un libro “difícil y diferente”.

2.    ¿Cómo y por qué empezaste a leerlo?
En esa época yo estaba recién llegado a Buenos Aires y se publicaron varios de sus libros en Seix Barral, en cada viaje que hacía a Bahía Blanca mi padre me encargaba uno  y yo los leía antes de llevárselos.

3.    ¿Qué cambió, con los años, en tu manera de acercarte a su obra?
Valoré y descubrí (o creí descubrir) una cantidad de cuestiones, como la recurrencia de menciones y procedimientos de la dialéctica.

Entrevista Fundación TEM, mayo 2016

Publicada con el título "La lectura es un campo magnético que pone a raya lo prosaico del lenguaje” en fundacióntem.org, mayo 2016.

Los jueves de mayo y junio, Guillermo Martínez coordina un taller avanzado de cuento. Aquí, algunas características de su propuesta. También, el modo en que ficción y ensayo pueden combinarse para ampliar los horizontes de un texto narrativo. 

-¿Cuál es el aporte que puede hacer un taller para la formación de un escritor?
-El de dar un ámbito y una “atmósfera” para leer y discutir con detalle microscópico sobre sus cuentos, algo a veces difícil de conseguir en las lecturas de familiares o amigos… La posibilidad del detenimiento, el análisis, la corrección sucesiva. El aprendizaje a través del reconocimiento en los errores de otros de los problemas propios del texto. La detección de cuánto hay de lugar común y cuánto de creatividad en sus textos. El intercambio de lecturas y la ampliación de estéticas. La apropiación de nuevas herramientas y procedimientos. Y si todo esto falla, quizá un grupo de nuevos amigos.

-Los escritores suelen tener, al menos al comienzo de su carrera, oficios y profesiones paralelos. En tu caso fue la matemática. ¿Configuró esta profesión tu manera de percibir el mundo y de escribir?
-No en lo esencial: escribo desde los ocho años, terminé mi primer libro de cuentos a los 19, cuando aún no había decidido cambiarme a matemática en la universidad. Siempre escribí en forma paralela a mi formación matemática sin percibir ninguna influencia de una disciplina sobre la otra, aunque hay analogías en cuanto a los aspectos creativos y discursivos, que desarrollé en Borges y la matemática. Pero sí me dio la matemática sin duda personajes, ámbitos y temas que pude luego incorporar a mis novelas (del mismo modo que la pesca con mosca le dio a Hemingway temas para sus cuentos y metáforas sin que nadie infiriera que escribía como un pescador.)

Volver a Entrevistas

Entrevista en Macedonia, abril 2016


Volver a Entrevistas

Presentación La razón literaria


Conversarán con el autor Eugenia Zicavo y Jorge Consiglio

Domingo 1 de mayo / 18 hs
Sala Javier Villafañe
La Rural, Predio Feria de Buenos Aires
Palermo

Diálogo con Alberto Manguel en la Feria del Libro


Viernes 22 de abril / 20:30 hs
Sala Javier Villafañe 

La muerte lenta de Luciana B. en Macedonia



Una felicidad repulsiva en Serbia


Entrega del Premio Milovan Vidakovic, en Serbia






Agencia EFE
12/04/2016
Belgrado, 12 abr (EFE).- El escritor argentino Guillermo Martínez, autor de "Crímenes imperceptibles", entre otras obras, ha sido galardonado por el premio literario serbio "Milovan Vidakovic", que le será entregado esta noche en la ciudad norteña de Novi Sad.
El premio se concede con motivo de la apertura de la décima edición de "Prosefest", un festival internacional de la prosa que se celebra en esta ciudad serbia .
El productor ejecutivo del festival, Nedeljko Mamula, declaró a Efe por teléfono que se concede el premio a Martínez "por su recepción internacional, su influencia y el prestigio, la fuerza de su palabra narrativa y los largos vínculos literarios con Serbia".
Casi toda la obra de Martínez ha sido traducida al serbio.