Mesa Literatura y familia. Entre cuatro paredes: lazos de familia. FILBA 2017.


Jueves 28 de septiembre, 18.30 hs
Auditorio MALBA

Con: Ignacio Apolo, Guillermo Martínez, Esther Cross, David James Poissant
Modera: Soledad Vallejos

El jugador y la pieza (sobre Borges y el ajedrez).

El jugador y la pieza
(Sobre Borges y el ajedrez)
Texto para el catálogo de la muestra "Historia, literatura y arte en el ajedrez argentino", Biblioteca Nacional, septiembre 2017.

   Se sabe que fue el padre quien  le enseñó, en alguna tarde de la infancia, los rudimentos del juego. Y fue también el padre quien, en alguna otra tarde, tradujo de una versión inglesa el poema de Omar Jayam, con su nítida imagen que lo alcanzaría en el tiempo:

   “El Mundo es un tablero cuyos Cuadros/ son Noches y son Días y el Azar/ a un antojo nos mueve como a Piezas./ Luego -las Piezas a la Caja van”

   Así, Jorge Guillermo Borges dio a su hijo un doble legado: la posibilidad de jugar y la posibilidad de pensar sobre el juego. Borges nunca se convertiría en un jugador de ajedrez, (ni siquiera lo practicó con regularidad de adulto) pero sí se lo apropiaría simbólicamente, como uno de los elementos recurrentes a lo largo de su obra, a la par de laberintos, tigres, infinitos, bibliotecas, espejos. Una indagación exhaustiva de las menciones al ajedrez en cuentos, ensayos y poemas, fue ya cumplida en distintos artículos, (por ejemplo, admirablemente, en “El ajedrez en el universo de Borges”, de Sergio Negri). De todas esas alusiones y metáforas, señalaré sólo dos aquí, para mí las principales, que en definitiva se revelarán como la misma.

Ajedrez en la literatura y el arte. Muestra en la Biblioteca Nacional.


Movimientos en blanco y negro. Historia, literatura y arte en el ajedrez argentino

La muestra organizada por la Biblioteca Nacional recorre la historia del ajedrez en nuestro país, junto a sus transformaciones y derivas culturales. Se exhiben objetos, obras de arte y piezas de colección que reflejan el recorrido que esta disciplina tuvo y tiene en Argentina.

Entre otros objetos de valor se expone una obra de León Ferrari, unas piezas de marfil que pertenecieron a Juan Manuel de Rosas, una partida original disputada por Marcel Duchamp contra el argentino Fernández Coria, dibujos originales de Quino, Fontanarrosa, Sabat y otros. También se exhiben manuscritos de Filosofía del ajedrez de Ezequiel Martínez Estrada y libros de Jorge Luis Borges, Rodolfo Walsh, Abelardo Castillo y muchos otros autores que incluyeron al ajedrez en sus obras literarias, tanto en prosa como en poesía.

Para el rubro ajedrez deportivo hay una sección en la que figuran los jugadores más destacados de la historia del ajedrez argentino, así como los eventos del ajedrez mundial de mayor trascendencia disputados en el país: Torneo de las Naciones (1939), match Argentina-Unión Soviética (1953), match Fischer y Petrosian (1971), entre otros. También se cuenta la historia de los primeros cafés y clubes donde comenzó la práctica y se exhibe la bibliografía ajedrecística más importante publicada en el país.


Movimientos en blanco y negro. Historia, literatura y arte en el ajedrez argentino se puede visitar a partir del 28 de septiembre de martes a domingos de 14 a 19 hs. en el Museo del libro y de la lengua, en Las heras 2555.

Sí a la matemática para estudiantes de Psicología - Clarín (septiembre de 2017)

Matemática, la manera más afilada de ejercer el 
pensamiento crítico



Hay algo de la rigurosidad de la matemática que es muy importante para el pensamiento crítico en general. La matemática es quizá la manera más afilada de ejercer el pensamiento crítico, porque cuando uno da una demostración tiene que asegurarse de que vale para todos los casos. Y si quedan casos sueltos, “patológicos”,  tiene que encontrar un argumento lo bastante astuto para contenerlos. La matemática previene contra la inducción a partir de unos pocos ejemplos, y a ser cautelosos a la hora de las generalizaciones rápidas.
También implica una forma de pensar ecuánime, persistente, sin prejuicios, que se pone a sí misma continuamente a prueba, sin criterios de autoridad: en una carrera universitaria como Psicología debería subsistir para que no se pierda la mirada científica. Creo que debería haber también algún lugar para la estadística, al igual que ocurre en Medicina, en la tensión entre caso individual y sintomatología general.
Es interesante leer reflexiones de Sigmund Freud, como el ensayo sobre “Lo siniestro", en el que demuestra una actitud científica:  en vez de quedarse con la primera respuesta o solución, da vueltas y pone en jaque su propia hipótesis inicial: esa es la clase de pensamiento que ejercita la matemática.

Hay otra dimensión que esta disciplina ayuda a ejercitar, y es la diferenciación de conceptos que son muy cercanos entre sí, a través de un lenguaje muy preciso. El lenguaje de fórmulas no es para hacerles la vida difícil a los estudiantes de Humanidades, sino para diferenciar y precisar conceptos muy cercanos y aún así diferentes. También es importante el aporte de la matemática respecto de diferenciar entre condiciones suficientes y necesarias para que determinado fenómeno se produzca: es una distinción que la matemática ejercita mucho y que en la vida diaria se usa de manera muy laxa hacia generalizaciones erróneas. Finalmente, uno de los nombres más notorios de la Psicologia, Jacques Lacan, usa en sus seminarios varios conceptos matemáticos: cinta de Moebius, nudos topológicos, unidad imaginaria, teorema de Gödel… Si los estudiantes no aprenden algo de matemática durante la carrera, ¿cómo podrán ejercer el sentido crítico necesario para averiguar por sí mismos hasta qué punto estas analogías de Lacan tienen algún sentido?

Para leer más: Conferencia Gödel y Lacan


Trabajo crítico: The Monstrous in the Short Stories of Guillermo Martínez (Fiona J. Mackintosh)

ARTICLE
The Monstrous in the Short Stories of Guillermo Martínez
Fiona J. Mackintosh
University of Edinburgh, UK
f.j.mackintosh@ed.ac.uk

Abstract:
This article sets out to examine ideas of the monstrous in the tales which bookend the two collections of short stories published to date by contemporary Argentine writer Guillermo Martínez, Infierno grande (1989, 2009) and Una felicidad repulsiva (2013). The article draws on definitions of monstrosity as linked to moral values, rather than physical difference, to explore the political and literary monstrous in Infierno grande. It then goes on to examine how ideas of monstrous perfection, as revealed in Una felicidad repulsiva, reincorporate the dimension of physical difference as a factor in defining monstrosity. Physical difference, moral values and abnormal or obsessive behaviour are then combined into a more socially nuanced concept of the monstrous. Finally, it is argued that Martínez makes use of narrator/witness figures whose ethical dilemmas in engaging with the monstrous encourage a parallel activity on the part of the reader of these texts, making them thought-provokingly relevant to contemporary social anxieties surrounding the monstrous.
_________________________________________

“Diez lugares contados” o la provincia vista por sus escritores - Contarte Cultura

El libro “Diez lugares contados” reúne cuentos sobre mitología, leyendas, historias y anécdotas de Azul, el Delta del Tigre, Mar del Sud, Sierra de la Ventana, Baradero, Bahía Blanca, Mar de Ajó, La Plata, General Villegas y Villa Gesell escritas por autores nacidos en esas ciudades o convocados a viajar especialmente para narrar la actualidad o sus recuerdos en esos sitios.
El gobierno bonaerense convocó a escritores como Marcos Almada, Gabriela Cabezón Cámara, Florencia Canale, Federico Jeanmarie, Patricio Eleisegui, Guillermo Martínez, Sergio Olguín, Leonardo Oyola, Bibiana Ricciardi y Alejandra Zina a escribir un relato ficcional a partir de la elección de un lugar de la provincia de Buenos Aires.

Esos relatos quedaron reunidos en un libro editado por el Grupo Planeta que se presentó este jueves en la porteña librería El Ateneo Grand Splendid, y en la que estuvieron presentes algunos de los autores y los ministros de Cultura bonaerense, Alejandro Gómez, y nacional, Pablo Avelluto.
A su turno, Guillermo Martínez relató que su cuento es sobre Bahía Blanca, la ciudad en la que nació y en la que creció, y en la que retomó la leyenda de Ceferino Namuncurá, por lo que fue al lugar en el que estaban sus restos: Fortín Mercedes.
En ese marco, Martínez destacó que quiso trabajar en su cuento “el cruce entre la religión popular y la ciencia”, aseguró que no imaginó que “en estos días el mundo mapuche iba a tener tanta actualidad” y remarcó: “Por el bien de la democracia argentina esperemos que aparezca con vida Santiago Maldonado”.

Antología de cuentos de la Provincia de Buenos Aires. Agosto 2017.