FILBA 2015

Caminata playera: un taller literario al paso, La nación, abril 2015
Con los lobos marplatenses y la Bristol como escenografía, Edgardo Cozarinsky,Guillermo Martínez e Iosi Havilio bajaron a la orilla para charlar sobre vida, obras y lecturas.


FILBA: Actividades 11 y 12 de abril en Mar del Plata

Sábado 11 – 11 horas
CAMINATA PLAYERA
Participan: Edgardo Cozarinsky, Iosi Havilio, Guillermo Martínez.
Punto de encuentro: Lobos de la Rambla.

Sábado 11 – 17 horas
Panel. ARQUITECTOS LITERARIOS
Participan: Iosi Havilio, Guillermo Martínez, Miguel Vitagliano.
Modera: Paola Galano.
Sede: Muelle de Pescadores.

Domingo 12 – 18 horas
Entrevista por Federico Falco. EL ESTADO DE LA NOVELA. UNA CONVERSACIÓN CON
GUILLERMO MARTÍNEZ
Sede: MAR.

Crítica argentina: entre el tráfico de favores y la crítica sicaria



Publicado en La Balandra, marzo 2015. (No aparece online)
   Ya escribí, en un artículo de hace unos años, sobre lo que  me parece que son los tres grandes obstáculos en nuestra crítica literaria. El primero,  intrínseco y hasta cierto punto inevitable: la lectura con una finalidad predeterminada, distinta del puro goce, la obligación –que acaba por ser distorsión- de dar cuenta en forma racional y argumentativa de algo que vive en otro plano, el de la impresión artística y la emoción estética (Borges decía que la valoración de un libro se decide quizá en una sonrisa de aceptación silenciosa al guardarlo en la biblioteca).

Entrevista Tiempo Argentino, marzo 2015

Entrevista publicada en Tiempo Argentino con el título "Un poco deéxito ya es un pecado en el mundo literario argentino", marzo 2015.

Su último libro, Una felicidad repulsiva, es de cuentos, un género que los editores consideran poco vendible pero que ha tenido en la Argentina un exponente como Borges. En esta nota, las ideas del Martínez sobre literatura, crítica y marketing literario.
Por Nando Varela

FILBA Mar del Plata / abril 2015

Guillermo Martínez y Edgardo Cozarinsky, entre los autores invitados a Mar del Plata

No sólo del Festival Internacional de Literatura de Buenos Aires se ocupa Filba. La promoción de la lectura es, antes que los encuentros para ejercitarla, la mayor apuesta de la fundación que desde hace unos meses sumó a Gabriela Adamo. Pero más directamente, claro, esta invitación a leer y leer se concreta con acciones que, aunque provenga de un organismo con nombre porteño, pueden impactar en diferentes regiones del país.

Taller avanzado de cuento, Fundación TEM, abril 2015

Fecha y horario: Jueves 9, 16, 23 y 30 de abril
Lugar: Fundación Tomás Eloy Martínez / Carlos Calvo 4319
Docente: Guillermo Martínez


Sobre el taller:
Estará orientado a quienes hayan hecho ya algún taller previo con el autor o bien, a quienes tengan ya una cantidad de cuentos escritos y las herramientas básicas de escritura literaria. En cada una de las sesiones se dedicará una parte del tiempo a la exposición de algunos aspectos teóricos relacionados con la escritura de un cuento y se discutirán distintos problemas específicos a partir de los textos presentados por los participantes. El autor hará una revisión detallada y personal de cada cuento, además de la discusión grupal general.

Requisitos:
Los participantes enviarán al momento de la inscripción, para la selección del grupo, un cuento propio de no más de ocho páginas.

Información adicional y aranceles: info@fundaciontem.org  / www.fundaciontem.org 

René Lavand: dos homenajes

En el año 1998 escribí un artículo, "El cuento como sistema lógico" en el que comparaba al cuento con un acto de ilusionismo, e invocaba por primera vez la figura del gran René Lavand, el artista de una sola mano que acaba de fallecer. Unos años después lo incorporé como personaje en un capítulo de mi novela "Crímenes imperceptibles".
Fernando Bravo leyó ayer en Radio Continental un fragmento de ese capítulo.

Cuentos por Bravo: "Crímenes imperceptibles", Radio Continental, febrero 2015

Escuchar aquí

El capítulo entero aquí: 
Crímenes imperceptibles, Capítulo 21
Cuando llegamos al teatro no quedaban ya entradas en las primeras filas, pero Seldom se ofreció gentilmente a cambiar con Lorna la suya y quedarse más atrás. El escenario estaba en sombras, aunque se alcanzaba a distinguir una mesa sobre la que sólo había una gran copa de agua y un sillón de respaldo alto que enfrentaba al público. Apenas más retiradas, una docena de sillas vacías rodeaban en un semicírculo la mesa por los costados y por atrás. Habíamos entrado en la sala unos minutos después de hora y cuando ocupamos nuestros asientos las luces empezaron a bajar. El teatro quedó a oscuras por lo que me pareció apenas una fracción de segundo. Al encenderse de nuevo un foco sobre el escenario, vimos al mago sentado en el sillón, como si hubiera estado desde siempre allí, tratando de escrutar al público con la mano como una visera sobre la frente.

Entrevista para Tradabordo (Francia)


Publicado en Tradabordo, febrero 2015.

1) Tradabordo. ¿Cuánto hace que escribe y qué lo impulsó a escribir?
Guillermo Martínez. Escribo desde los 7 u 8 años. Era una actividad natural en mi casa, mi madre era profesora de letras y mi padre era escritor y un gran lector: nos reunía a los cuatro hermanos una vez a la semana para que escribiéramos un cuento.

2) T. ¿Qué clase de lector es?
G.M. Leí durante toda mi vida, por períodos de manera bastante absorbente), y no únicamente literatura. Me interesa también la filosofía, la lógica matemática, algunas ideas científicas. De unos pocos autores he tratado de leerlo todo: Henry James, Thomas Mann, Lawrence Durrell, Borges, Kafka. Ahora leo de una manera alternada en lo que llamo para mí el método diagonal de Cantor: un clásico, un argentino contemporáneo, un libro de filosofía, etcétera.