Entrevista El Diario, Paraná, octubre 2015

Publicada con el título “La literatura nos hace ver algo inesperado en el mundo y en las relacioneshumanas” en El Diario, Paraná, octubre 2015.

El exitoso novelista, traducido a 38 idiomas y reconocido por su trabajo que vincula la lógica y la literatura en la novela policial, estará en Paraná el viernes 16 de octubre. Invitado por la Asociación Mariano Moreno, brindará dos conferencias sobre Borges y su relación con las matemáticas. Antes de su llegada, fue entrevistado por EL DIARIO.

Investigador de un universo poblado de infinitos y paradojas, de premisas y conclusiones, de cifras y ecuaciones, Guillermo Martínez conquistó el reconocimiento masivo como escritor en un registro escasamente transitado en la literatura argentina: el de los relatos que aúnan una estructura técnica formal depurada con el ajuste preciso de la lógica y las leyes de la matemática. Y que confluyen en el género policial. Intriga y misterio, en la perspectiva de la novela policial clásica que tiene en la narrativa británica una referencia, son elementos clave en su trabajo.
Las novelas de este bahiense, doctor en matemáticas, se cuentan sin duda ente las más ingeniosas escritas en la Argentina en los últimos 20 años. No sólo brillan por sus reflexiones o la caracterización de los personajes, sino también por una rigurosa concatenación de los hechos en la acción y por una cuidadosa atención a cada detalle.
Autor de Crímenes imperceptibles, regresa a Paraná invitado por la Asociación Mariano Moreno para disertar sobre Borges y la matemática, tema al que dedicó un libro. En una charla con El DIARIO, el autor brindó algunas pautas para comprender cómo el mundo de las letras y el de los números, lejos de oponerse, se vinculan en la ficción.

LAS REGLAS DEL JUEGO. Guillermo Martínez está interesado en un tipo de novela policial cuyas reglas de juego se atengan fundamentalmente a la tradición de la clásica novela de intriga y que respeten por lo tanto muchas leyes de este género narrativo, pero ampliándolas y llevándolas a un estadio superior.

Para el escritor las reglas no suponen una limitación —y con ello alude a Borges—, sino más bien un desafío:
“Lo que Borges comenta es que las leyes en la novela policial, a diferencia de otras formas narrativas, están allí como dificultad. Es decir, aquella novela policial que cumpla con estas leyes es un objeto difícil de construir. La propia reducción del problema lo vuelve más difícil. Entonces él dice que el género policial vive de la delicada infracción de esas leyes”, explica el escritor. Y agrega: “No se trata de hacer saltar todas las leyes por el aire sino de encontrar la manera, a pesar de que están todas estas reglas implícitas, de que pueda ser algo original. Y esto es para mí el camino que más me interesa dentro del género. No la disolución del género en otras versiones, sino la posibilidad de hacer algo dentro del género, y que a la vez sea sutilmente diferente. Cada ley se puede contradecir, pero no todas a la vez.”


Volver a Entrevistas

Personajes de la Feria: La delgada capa de civilización

   Hay una clase invariable de personaje  al que la Feria del Libro atrae como un imán: el que  se viste, hace la cola y paga u...