MATCH POINT

El partido en la presentación de Cuentos de tenis
(Fue 4 a 0 para Ricardo Cano)
Gracias a todos los que fueron!

Antología Cuentos de tenis




Del prólogo de Liliana Heker:

Escritores de varias generaciones y nacionalidades —latinoamericanos, estadounidenses y europeos—, apelando al realismo o a lo fantástico, van develando a través de sus cuentos los modos en que el tenis se puede vincular con las más diversas circunstancias de la vida. 
Fabio Morábito, con su talento tan singular para desdibujar los límites entre lo posible y lo extraño, va tejiendo, en torno a la cancha de tenis, un mundo suntuoso hasta la gratuidad y delicadamente despiadado; J. P. Donleavy, por medio de su prosa desbordante y excéntrica, da cuenta de un Wimbledon en el que aún persisten las raquetas de madera y algunas glorias que ya son historia; el tenis como propiciador de una aventura inusualmente afortunada está presente en el cuento clásico de Somerset Maugham, y como epicentro de una felicidad tan perfecta que provoca indignación, en el cuento de Guillermo Martínez, atravesado por un humor inteligente y desconsiderado. La carga de discriminación y de maldad que es posible en unos correctos hombres de negocios que juegan al tenis (Paul Theroux), la cancha de tenis como testigo inalterable de un matrimonio que se derrumba (John Updike), la persistente belleza del juego de un gran tenista (William T. Tilden), el tenis como sueño imposible de un ascenso social (Daniel Moyano), las vicisitudes de una derrota tenística sin atenuantes (A. A. Milne), el interior, desesperado y feroz, de un chico talentoso para el tenis y desahuciado para la vida en sociedad (David Foster Wallace), el tenis como trasfondo de una historia galante con derivaciones indeseables (Adolfo Bioy Casares), van construyendo un mosaico de universos dispares que se revelan con el pretexto del tenis y que, a la vez, son el pretexto para revelar  un juego en el que caben la pasión, la destreza, la venganza, el fracaso y la búsqueda de felicidad. Una antología que estaba faltando.

Borges y la ciencia según Guillermo Martínez

En diálogo con Ciencia Nueva, Guillermo Martínez relata su experiencia en la Universidad de Purdue (EEUU), donde participó de las Jornadas Borges y la Ciencia, organizadas con motivo de la publicación de su libro “Borges y la matemática” a través de la editorial universitaria. Casi al inicio de la entrevista Guillermo Martínez se refiere a Alberto Rojo y a su disertación sobre Borges y la física cuántica. Rojo explicó que Hugh Everett, uno de los físicos fundadores de la teoría de los diversos universos posibles en la mecánica cuántica, tuvo como inspiración al cuento de Borges “El jardín de senderos que se bifurcan”. “Es un ejemplo curioso en el que una ficción inspira una idea científica –expresa Martínez-, que luego se comprueba que no sólo (la idea científica) tiene sentido, sino que se perfila como la explicación más razonable de los fenómenos sub atómicos”.

ver video 5/5  

Errata: Cada vez que se dice "El jardín de los senderos que se bifurcan", se debería haber dicho "El jardín de senderos que se bifurcan".

Personajes de la Feria: La delgada capa de civilización

   Hay una clase invariable de personaje  al que la Feria del Libro atrae como un imán: el que  se viste, hace la cola y paga u...